Tel: +56 2 23006485 

      +56 9 66782612

email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Cuál es la normativa aplicable para ruido y vibraciones?

En Chile, para la evaluación de ruido ambiental contamos con el Decreto Supremo N°38/11 del Ministerio del Medio Ambiente - Norma de Emisión de Ruido Generado por Fuentes que Indica, publicado en el Diario Oficial el 12 de junio de 2012.
Aunque en el D.S. N°38/11 se establece una nueva definición de fuente emisora de ruido y se explicitan algunas excepciones (por ejemplo: tronaduras, tránsito vehicular, ferroviario, marítimo y aéreo, entre otros), se sigue regulando la emisión de ruidos generados por las "fuentes fijas": actividades que están emplazadas en un lugar fijo.

Por ejemplo: talleres, discotecas, bares, terminales de buses, actividades de construcción, etc.
Para la evaluación de ruido generado por otras fuentes de ruido fuera del alcance del D.S. N°38/11, tales como tronaduras o tránsito vehicular, el D.S. Nº 40, de 2012, del Ministerio del Medio Ambiente, Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, establece que a falta de normativa ambiental vigente, se utilizarán como referencia las vigentes en los Estados: República Federal de Alemania, República Argentina, Australia, República Federativa del Brasil, Canadá, Reino de España, Estados Unidos Mexicanos, Estados Unidos de América, Nueva Zelandia, Reino de los Países Bajos, República Italiana, Japón, Reino de Suecia y Confederación Suiza.
Cabe recordar que el D.S. N°38/11 no aborda los efectos del ruido en la fauna u otros componentes ambientales, por tanto no se abordan los efectos adversos significativos sobre la cantidad y calidad de los recursos naturales renovables, incluidos el suelo, agua y aire, establecidos en el literal b) del artículo 11 de la Ley 19.300.
Asimismo, la normativa chilena no aborda la evaluación de los efectos del ruido en los sistemas de vida y costumbres de grupos humanos, de acuerdo a lo establecido en el literal c) del artículo 11 de la Ley 19.300. Para ello, conviene consultar la "Guía para la Evaluación de Impacto Ambiental del Reasentamiento de Comunidades Humanas en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental", SEA, 2014.
En el caso de vibraciones, en Chile sólo contamos con lo establecido en el Decreto Supremo Nº594/99 del Ministerio de Salud, donde se establecen los límites máximos permisibles según tiempo de exposición y eje de medición en un contexto laboral, pero no contempla molestias ocasionadas en personas ni daños en edificios como contaminante ambiental. Sin embargo, existen criterios y normas internacionales que pueden ser utilizadas como referencias para evaluar este contaminante, de acuerdo a lo mencionado en el párrafo anterior.


Lista de correos

Suscribase a nuestro boletín

* indicates required
 
 
 
 
Email Format